Mascarillas caseras para la cara

  • ¿Tu rostro necesita una mascarilla reafirmante? Prepara una pasta sin grumos con una cucharada de aceite de germen de trigo, otra de levadura de cerveza en polvo y una yema de huevo. Mézclalo bien y aplícatela sobre el rostro dejándola reposar un cuarto de hora. Después retírala con agua templada y un algodón. mascaras
  • Si notas la piel de tu cara congestionada y te vendría bien una mascarilla refrescante, nada como acudir al romero. Prepara una cucharadita de hojas molidas de romero, una cucharada sopera de miel y una yema de huevo. Aplícate la mezcla sin grumos sobre el rostro y el cuello y déjala actuar durante un cuarto de hora. Después retírala con agua templada.
  • ¿Tienes la piel sensible? Mezcla el zumo de dos zanahorias y el de un pepino y aplícatelo sobre el rostro. Déjalo actuar una hora y tu piel tendrá hidratación asegurada.
convierte este truco a documento pdf


Tambien te puede interesar leer

Deja un comentario para trucos del hogar