Limpiar parquet

Si el parquet de tu casa es ya viejo y quieres que recupere su estado original, prueba lo siguiente: bárrelo bien, o pasa la aspiradora y a continuación ráscalo con cuidado con un cepillo de acero, o bien con un cepillo corriente humedecido en agua caliente y lejía. Una vez enjuagado, espera algunas horas hasta que se seque.

Para encerar el parquet, deberás proceder de diferente manera dependiendo si la cera es en pasta o liquida . Si eliges la cera en pasta, extiéndela bien sobre la madera y déjala secar durante unos minutos. A continuación, da brillo con un paño de lana.

Si la cera es liquida extiéndela a mano o con la ayuda de una enceradora y aplica una capa fina, dejándola secar durante quince minutos. A continuación aplica, otra capa. Finalmente, sácale brillo al parquet frotando vigorosamente con un paño de lana. floor-parquet

Si las tablillas del parquet de tu casa se mueven, levántalas con mucho cuidado para evitar que se deformen, elimina el polvo que se haya introducido en el hueco y limpia la madera. Pégala de nuevo con cola de contacto especial para madera. Por último , coloca encima un peso y no lo retires hasta pasadas ocho horas. Seguro que no se vuelve a mover.

Estas cansada de oír el ñic-ñac constante del parquet. Si cruje, haz penetrar en las juntas polvos de talco y aunque te parezca extraño, salta encima para que el talco penetre bien. No lo volverás  a  oír.

Un truco para las manchas blancas del parquet: lija ligeramente la zona y aplica encima cera en pasta de color o ligeramente barnizada. Cuando esté seca, frota con un estropajo de esparto y encera, por último, tu parquet de la forma en en que acostumbras a hacerlo.

Para que en tu casa no resbalen porque el parquet está recién encerado, reparte por toda la superficie un poco de resina en polvo, que a ser posible deberá ser muy fino.

Para que los muebles no rayen el parquet, colócales en las patas unos calcetines viejos, preferentemente de lana, cuando vayas a moverlos o a cambiarlos de sitio. Y si tienes una mecedora fórrale las patas de la mecedora cada vez que enceres tu suelo de parquet.

Si tu suelo de parquet tiene ya muchos años y temes que la carcoma lo ataque, frota la madera durante varios días con media cebolla. Repite esta misma operación cada cierto tiempo para que la carcoma no vuelva a aparecer.

Si friegas tu suelo de parquet con te frío, quedará impecable y muy brillante.

convierte este truco a documento pdf


Tambien te puede interesar leer

Deja un comentario para trucos del hogar