Limpiar la chimenea

  • Tu chimenea de una temporada para otra es posible que se haya llenado de hollín y no tire tan bien como al principio. Para disolverlo sin hacer suciedad, prende fuego a la leña sobre la que habrás vertido unos puñados de sal. La sal disolverá el hollín.chimenea
  • ¿Tu chimenea tiene ladrillos y no sabes como limpiarlos? Pues podrás eliminar ese color negruzco frotándolos con un cepillo de raíces empapado en una mezcla de aguarrás y aceite de linaza. También será eficaz hacerlo con un trapo embebido en vinagre.
  • Y, si tienes que ausentarte y aún quedan trozos de leña en brasa, te proponemos un truco para que puedas volver a utilizarlos la próxima vez. Llena un cubo con agua y, con unas tijeras de hierro, coge los trozos más grandes y mételos un segundo en agua. Resérvalos y te servirán para encender otro día.
convierte este truco a documento pdf


Tambien te puede interesar leer

Deja un comentario para trucos del hogar